arrow-right cart chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up close menu minus play plus search share user email pinterest facebook instagram snapchat tumblr twitter vimeo youtube subscribe dogecoin dwolla forbrugsforeningen litecoin amazon_payments american_express bitcoin cirrus discover fancy interac jcb master paypal stripe visa diners_club dankort maestro trash

por Roberto Mtz


Descubrete solo

Descubrete solo

Este artículo originalmente apareció en mi libro El arte de perder.

Muchos creativos pasan su vida trabajando en silencio y se enfocan en crear obras sin publicarlas, con la ingenua esperanza de que algún día llegue algún productor a descubrirlos.

A la mierda con esa actitud, eso solo es una forma de procrastinar y evitar compartir su trabajo por miedo al qué dirán, para cuidar su ego, y para alimentar la narrativa inocente de que son buenos en lo que hacen sin realmente comprobarlo.

Depender de alguien externo nunca ha sido la mejor manera de hacer las cosas. Sin embargo, si realmente necesitamos de alguien más para llevar algo a cabo, no debemos esperar a que llegue y nos descubra por error, sino que nosotros debemos buscar a esa persona y presentarle nuestro trabajo personalmente.

No esperes a que alguien te pregunte qué estás haciendo, ya que seguramente a nadie le interesa.

Si quieres captar la atención de alguien, publica tu trabajo, compártelo y haz que llegue a los ojos indicados. Esta es la única manera en la que podrás darte cuenta si realmente tienes lo que se necesita o no.

Si haces esto y aún no tienes lo que se necesita para triunfar, no te desanimes, analiza tu trabajo publicado y vuelve a intentarlo tomando en cuenta ese aprendizaje.

La idea es que gastes tus balas, conectes tus cables y te cuestiones qué tanto necesitas realmente para echar a andar tu proyecto y lo hagas.

No esperes a alguien que te descubra, hazlo inevitable.