arrow-right cart chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up close menu minus play plus search share user email pinterest facebook instagram snapchat tumblr twitter vimeo youtube subscribe dogecoin dwolla forbrugsforeningen litecoin amazon_payments american_express bitcoin cirrus discover fancy interac jcb master paypal stripe visa diners_club dankort maestro trash

Creativo

Escribir es el cardio de la creatividad


Escribir debe ser tratado de la misma manera que el ejercicio cardiovascular; se debe hacer con regularidad para mantenerse en buena forma.
Escribir es el cardio de la creatividad

por Roberto Mtzhola


Este artículo originalmente apareció en mi libro El arte de perder.

En los deportes tener buena condición física es una ventaja competitiva.

Desde el box, hasta el golf, tener una buena base de cardio te permite explotar tu potencial, y hace que no te canses tan rápido.

De la misma manera, en la creatividad, estar acostumbrado a escribir, o tener una buena “condición creativa”, te beneficia en cualquier disciplina, ya que te dotará de una base sólida que te permitirá alcanzar tu potencial sin que te desgastes o te canses rápidamente a la hora de crear.

Muchos creativos caen en el error de no incorporar el hábito de escribir en su proceso, principalmente porque sienten que estructurar algo tan ambiguo, mágico y dinámico como sus ideas es contraproducente.

Sin embargo, estas personas están condenadas a no avanzar, o a hacerlo de forma lenta, ya que no contarán con una fuente de conocimiento acumulado a la que pueden recurrir para resolver problemas que ya habían resuelto con anterioridad.

Debido a esto, cada vez que desarrollen un proyecto nuevo, tendrán que empezar casi desde cero, pues dependen de lo que su memoria les dice sobre sus obras anteriores, y no de algo concreto que habían escrito previamente.

Por todo esto, escribir debe ser tratado de la misma manera que el ejercicio cardiovascular; se debe hacer con regularidad para mantenerse en buena forma.

Los resultados de escribir constantemente estarán manifestándose a largo plazo en la calidad de tus ideas y de tu trabajo, ya que escribir no solo estimula tu mente, sino que también te obliga a estructurar la abstracción de tus ideas de forma legible y entendible para cualquier persona, no solo para ti.

El autor Tim Ferriss argumenta que el hábito de escribir te ayuda a fortalecer tus pensamientos, porque te permite congelarlos y te da la oportunidad de afilarlos, ver sus debilidades, y descartar lo que no tiene sentido.

A su vez, esta práctica ocasiona que tus ideas tomen una forma más sólida dentro de tu mente para que puedas utilizarlas y conectarlas fácilmente con otras ideas.