arrow-right cart chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up close menu minus play plus search share user email pinterest facebook instagram snapchat tumblr twitter vimeo youtube subscribe dogecoin dwolla forbrugsforeningen litecoin amazon_payments american_express bitcoin cirrus discover fancy interac jcb master paypal stripe visa diners_club dankort maestro trash

Creativo

Aunque esté caro


Tu mente es una herramienta que necesita liberarse, inspirarse y motivarse para poder seguir produciendo resultados de la mejor calidad. Para lograrlo, algunas veces es necesario recompensarla con incentivos que la inspiren y la motiven.
Aunque esté caro

por Roberto Martinez


Este artículo originalmente apareció en mi libro Creativo: 100 consejos para vivir de tu arte.

Quizá suene ridículo, pero si te encuentras en un punto en el que tienes dinero para vivir y te sobra un poco, gasta algo de ese sobrante en cosas que te hagan feliz, por más ridículas que sean.

Desde el punto de vista financiero, esto puede sonar como una mala idea, pero si puedes darte este lujo, no lo es en lo absoluto.

Tu mente es una herramienta que necesita liberarse, inspirarse y motivarse para poder seguir produciendo resultados de la mejor calidad. Para lograrlo, algunas veces es necesario recompensarla con incentivos que la inspiren y la motiven.

Nuestros espacios ideales están compuestos por objetos que nos hacen sentir inspirados y de incentivos ridículos que nuestra mente les ha adjudicado un valor intrínseco para inspirarse y motivarse.

Para poder rodearnos de esos incentivos, es necesario adquirirlos y a veces esas adquisiciones no suenan lógicas, pues el valor que brindan no es cuantificable.

Estos incentivos no necesariamente deben de ser objetos, sino que también pueden ser experiencias o viajes que amplíen nuestro panorama y nos aporten una nueva visión a nuestro arte.

Tampoco estoy diciendo que te gastes todo tu dinero en cosas ridículas, simplemente estoy sugiriendo que la siguiente vez que consideres adquirir algo, no solo analices su valor económico.

Analiza también el valor que va a tener dentro de tu vida y de tu espacio de trabajo y con eso determina si vale la pena la inversión. Muchas veces una compra costosa se puede pagar sola si ocasiona que produzcas mejores obras gracias a su influencia.

Te podría interesar...

Carrito de compra