arrow-right cart chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up close menu minus play plus search share user email pinterest facebook instagram snapchat tumblr twitter vimeo youtube subscribe dogecoin dwolla forbrugsforeningen litecoin amazon_payments american_express bitcoin cirrus discover fancy interac jcb master paypal stripe visa diners_club dankort maestro trash

por Roberto Mtz


Captura tu inspiracion

Captura tu inspiracion

Este artículo originalmente apareció en mi libro El arte de perder.

Capturar los momentos de inspiración es la clave para el desarrollo de un proyecto creativo extenso.

Tener una forma de capitalizar cada instante en el que nos sentimos inspirados, no solo le agrega un toque de genialidad a nuestra obra, sino que también enciende el camino que nos lleva a trabajar de forma constante, fluida y rápida en nuestros proyectos, mediante un sentido claro de dirección.

Es insostenible trabajar solo cuando nos sentimos inspirados, ya que la inspiración no es algo que podamos controlar, y a veces en esos momentos de lucidez es imposible hacerlo por factores externos.

Entonces, ¿cómo podemos aprovechar todos nuestros momentos de eureka? La respuesta está en tener un sistema en el que podamos registrar nuestros lapsos de inspiración para después usarlos.

Para esto, debemos recordar que el mayor beneficio que trajo la escritura a la humanidad es el permitirnos guardar información de una manera más sencilla.

Erróneamente pensamos que la manera de sobresalir en la realidad es acumulando la mayor cantidad de datos, cuando la verdadera forma de destacar es desarrollando un sistema efectivo que pueda acceder a los mismos eficientemente.

Lo complicado de escribir un libro no solo es conocer mucho de un tema, sino que también es tener un buen sistema para estructurar y acceder a todas esas ideas.

El secreto de muchos grandes creativos se encuentra en el sistema que usan para guardar y catalogar las ideas que vienen a su cabeza.

El director Spike Lee utiliza un sistema de fichas para anotar sus ideas, el autor Tim Ferriss cuenta con un elaborado sistema de notas que le permite guardar, filtrar y encontrar la información más relevante para su trabajo.

Hoy en día esto se ha vuelto más relevante, ya que vivimos en una era con acceso inmediato a una cantidad inmensa de conocimiento, pero de nada nos sirve toda esa información si no tenemos un mapa para navegar en ella.

Debemos recordar que el aprendizaje no solo depende de la calidad del maestro, sino que también de la calidad de las preguntas que hace el alumno.

Si tenemos un sistema que le haga buenas preguntas a una buena base de datos, estaremos generando trabajo de valor.