arrow-right cart chevron-down chevron-left chevron-right chevron-up close menu minus play plus search share user email pinterest facebook instagram snapchat tumblr twitter vimeo youtube subscribe dogecoin dwolla forbrugsforeningen litecoin amazon_payments american_express bitcoin cirrus discover fancy interac jcb master paypal stripe visa diners_club dankort maestro trash

El blog de Roberto


La artesania nos hace humanos

Sun, Jan 02, 22
La artesania nos hace humanos

Este artículo originalmente apareció en mi libro El arte de perder.

Es diferente tomar una foto con una cámara análoga que con una digital, escribir en una libreta que en Microsoft Word o dibujar en un lienzo a dibujar en Photoshop. Se siente diferente.

En una realidad en la que las interacciones están intermediadas por interfaces digitales, trabajar de forma desconectada en un proyecto puede traerte beneficios muy grandes.

Muchos creativos mencionan las ventajas de trabajar de forma manual en sus obras, ya que estar siempre intermediado por una interfaz digital hace que la experiencia disminuya su complejidad.

Aunque en la mayoría de las veces las interfaces nos ofrecen algo positivo, pues nos permiten trabajar de forma eficiente, a veces es refrescante volver a la forma original.

Es diferente tomar una foto con una cámara análoga que con una digital, escribir en una libreta que en Microsoft Word o dibujar en un lienzo a dibujar en Photoshop. Se siente diferente.

Si partes de la idea de que el medio y la forma influyen en el fondo de lo que estamos creando, tratar tus proyectos de forma artesanal y hacer trabajo con las manos en lugar de con el mouse, puede traer un aire fresco que haga a tus obras resaltar sobre el resto con elementos intangibles.

Entre más interactúas con el proceso de creación de tu trabajo, más lo podrás modificar para que te represente de una forma más cruda, agregándole así más dimensiones a tu obra y oportunidades en donde manifestar tu estilo y tu voz.

Una línea hecha con lápiz es infinitamente compleja, y jamás podrá ser representada a la perfección por un vector.

Practica la artesanía en tu trabajo porque es lo que nos hace imperfectos y humanos, y a veces esa imperfección y esa humanidad es el elemento faltante en una obra perfecta.

Página del artículo...


Conversaciones incomodas

Sun, Jan 02, 22
Conversaciones incomodas

Este artículo originalmente apareció en mi libro El arte de perder.

Las conversaciones incómodas son señales de que en la vida de esa persona hubo progreso, de que no se quedó estancada en una situación o problema, y que tuvo el valor de enfrentarla y salir adelante.

El autor Ryan Holiday dice que el éxito de una persona se puede medir por la cantidad de conversaciones incómodas que ha tenido a lo largo de su vida.

Las conversaciones incómodas son señales de que en la vida de esa persona hubo progreso, de que no se quedó estancada en una situación o problema, y que tuvo el valor de enfrentarla y salir adelante.

Lo peor que podemos hacer si buscamos una vida plena, es quedarnos estancados en algo en lo que no estamos cómodos.

Inevitablemente nos toparemos con situaciones en las que nos sentiremos atrapados y frenados, y muchas veces la única forma de salir de ellas es teniendo una conversación incómoda.

Es aquí cuando estas pláticas se convierten en cicatrices de guerra y recordatorios de que abandonamos una vida en la que no éramos felices, y fuimos por una vida en la que sí.

Por eso, si te sientes atrapado, analiza si estás a una conversación incómoda de liberarte.

Si la respuesta es sí, ten esa conversación lo antes posible.

Página del artículo...


Reinventate o vas a morir

Sun, Jan 02, 22
Reinventate o vas a morir

Este artículo originalmente apareció en mi libro El arte de perder.

La mejor forma de enfrentar esta realización es haciéndote responsable de tus éxitos y fracasos, y tomar acción inmediatamente después de cada uno de ellos.

Una de las realizaciones más duras que llegan cuando alcanzas algún tipo de éxito, especialmente el comercial, y después lo pierdes, es que el mundo sigue girando, aunque tú no estés en él.

Esta es una revelación muy dura para muchos, pues no dimensionan lo irrelevantes que son en la escala mundial.

La mejor forma de enfrentar esta realización es haciéndote responsable de tus éxitos y fracasos, y tomar acción inmediatamente después de cada uno de ellos.

Si te sientes triste porque crees que te estás quedando atrás, tienes dos opciones: te reinventas o te mueres con tus métodos obsoletos.

El proceso de reinventarse es más difícil de lo que parece, porque involucra tragarte tu ego, aceptar que el mundo cambia sin tu permiso y que surgen nuevas reglas todo el tiempo.

Es tu deber interpretar estas nuevas reglas para que tu mensaje siga vigente y llegue a quien tenga que llegar.

Esto no quiere decir que tengas que cambiar tu discurso o convertirte en otra persona, sino que tienes que encontrar la manera de empaquetar tu mensaje en una forma en la que pueda ser consumido en el nuevo panorama en el que te encuentras.

Recuerda que lo más importante de tu obra es su propuesta, la cual debe ser inmune al tiempo, lo único que debes cambiar es la forma de presentarla.

Los grandes clásicos del cine y la literatura siguen siendo relevantes en la actualidad porque su propuesta es la misma y trasciende la barrera del tiempo.

Si sientes que te estás quedando atrás, tranquilízate, es algo normal, y no es tan grave. Lo que tienes que hacer es cambiar la forma en la que presentas tus ideas para que puedan ser consumidas en el nuevo mundo.

Cambia la forma y mantén el fondo.

Página del artículo...


La piramide

Sun, Jan 02, 22
La piramide

Este artículo originalmente apareció en mi libro El arte de perder.

El psicólogo Abraham Maslow afirmaba que las necesidades humanas pueden ser representadas como una pirámide de cinco niveles.

El psicólogo Abraham Maslow afirmaba que las necesidades humanas pueden ser representadas como una pirámide de cinco niveles.

Estos niveles están construidos en función de qué tan importantes son para la supervivencia y el bienestar del individuo, y se resuelven en el orden siguiente.

En el primer nivel se encuentran las necesidades fisiológicas, como disponer de agua y comida, las cuales son esenciales para la vida por razones biológicas.

Una vez satisfechas estas necesidades, es posible concentrarnos en el segundo nivel, donde se encuentran las necesidades de seguridad, como tener una vivienda y un trabajo estable que le permitan al individuo mantenerse con las condiciones mínimas.

El tercer nivel incluye las necesidades de afiliación, como sentirse querido dentro de una comunidad y la formación de relaciones íntimas.

El cuarto nivel trata las necesidades de reconocimiento, como la construcción de la autoestima y la validación por los demás miembros de la comunidad.

Y por último, en el quinto nivel, se encuentran las necesidades de autorrealización.

Estas tienen que ver con el desarrollo personal, y marcan el inicio de un proceso de mejora continua que le permite al individuo conocerse más a fondo y dotar de sentido su vida.

Según Maslow, la necesidad de autorrealización se encuentra dentro de todos los seres humanos. Sin embargo, puede resultar muy difícil empatizar con ella si no se tienen cubiertos los niveles anteriores.

El último nivel trata con las necesidades humanas más elevadas y estas, a diferencia de los niveles anteriores, requieren de métricas más cualitativas para ser saciadas.

Estas métricas no son universales, y cambian dependiendo de cada persona, ya que surgen de un proceso de introspección.

En esta fase, el individuo se sumerge en un proceso de autorreflexión que lo lleva a la búsqueda de su propia identidad, y que le permitirá construir su propia definición de felicidad, y emprender el camino para alcanzarla mediante su desarrollo personal.

Página del artículo...


Hora de creatividad maxima

Sun, Jan 02, 22
Hora de creatividad maxima

Este artículo originalmente apareció en mi libro El arte de perder.

Todos tenemos un lapso de tiempo, de una a tres horas, en donde nos sentimos más a gusto ejecutando, y podemos entrar a un estado de flow con mucha más facilidad.

Todo el mundo tiene su horario preferido, hay quienes trabajan mejor en la mañana, otros en la tarde, y otros en la noche.

Y aunque cualquiera, con algo de trabajo, puede imponerse un horario o rutina, y conseguir grandes resultados con ella, la realidad es que siempre existe una alternativa que presenta una menor resistencia.

Todos tenemos un lapso de tiempo, de una a tres horas, en donde nos sentimos más a gusto ejecutando, y podemos entrar a un estado de flow con mucha más facilidad.

Es importante que sepamos identificar nuestras horas de creatividad máxima, para poder obtener el mayor provecho y trabajar en ellas sin interrupciones en nuestros proyectos.

Si podemos identificar y utilizar esas horas a nuestro favor, podremos marcar una pauta para el resto del día, y generar un efecto dominó que catalice las demás actividades durante el día.

Por esta última razón, las horas de creatividad máxima que recomiendo tener usualmente son en la mañana, pues es el momento en el que tu cuerpo está más descansado, tu energía mental está a tope, y no te has involucrado en las tareas mundanas del día a día.

Al tener tus horas de creatividad máxima en la mañana, el resto del día se sentirá como un agregado, pues ya habrás hecho tu trabajo más importante desde el principio.

Sin embargo, esto puede no aplicar para todos los casos, ya que a algunos les gusta la sensación de trabajar por la tarde, y otros prefieren el silencio y la soledad de la noche.

El punto es que identifiques tu lapso de tiempo en el que eres más productivo, lo reserves con anticipación, apagues tu celular y las demás distracciones, y trabajes a tu máxima potencia.

Página del artículo...


Disfruta tus problemas

Sun, Jan 02, 22
Disfruta tus problemas

Este artículo originalmente apareció en mi libro El arte de perder.

Busca una vida llena de problemas a los que les encuentres sentido y que valgan la pena resolver.

Todo ser humano ha tenido que lidiar con algún tipo de problemas.

Es imposible no tener problemas, porque entonces nuestra vida no tendría sentido, sería como un cuento sin nada que contar.

Lo que sí podemos escoger, en algunas ocasiones, es qué tipo de problemas queremos tener.

Una vez que hayamos elegido esto, podemos aprender a tolerarlos o incluso a disfrutarlos por la satisfacción que nos provoca el hecho de haberlos escogido.

Probablemente no disfrutes los problemas que hay en un trabajo que no te gusta o en una relación con una persona que no soportas, porque no existe un fondo que te motive a tolerarlos.

Sin embargo, si estás haciendo algo que te apasiona o estás en una relación con una persona con quien compartes algo muy grande, esos problemas adoptan un significado profundo, y se vuelven tolerables porque les encuentras un propósito, y sabes que los estás resolviendo para alcanzar un bien mayor que te hace sentido.

Debemos estar conscientes de los problemas que permitimos en nuestra vida, tomar el control de ellos, y no esperar una vida sin dificultades, sino la sabiduría y la fortaleza para poder tolerarlas.

Busca una vida llena de problemas a los que les encuentres sentido y que valgan la pena resolver.

Página del artículo...


Mis libros

En oferta
El arte de perder

El arte de perder

De $ 269.00 Precio habitual $ 299.00

En oferta
Creativo: 100 consejos para vivir de tu arte

Creativo: 100 consejos para vivir de tu arte

De $ 269.00 Precio habitual $ 299.00

En oferta
México lindo y querido diario

México lindo y querido diario

De $ 179.00 Precio habitual $ 199.00

En oferta
El arte de perder + Creativo + México

El arte de perder + Creativo + México

De $ 649.00 Precio habitual $ 799.00